Ese manjar tan delicioso y del que tan poco sabemos de sus orígenes. Se supone que entre el 8.000 a.c. y el 3.000 a.c., cuando el hombre empieza a domesticar animales (ovejas, cabras, vacas,…) es cuando se empieza a consumir queso. Pero también hay expertos que opinan que ya desde la prehistoria se consumía.

Existen también diferentes leyendas de cómo se descubrió, una de las más extendidas es la de un comerciante árabe, que en uno de sus viajes por el desierto, transportaba leche cruda en una tripa de cordero, y que debido al calor y al cuajo de la tripa, cuando la abrió estaba fermentada y cuajada.

Otra de las leyendas es que los Dioses del Olimpo enseñaron a los humanos a hacer queso.

Sea como fuere, lo importante es que hoy podemos disfrutar del QUESO!!!

Desde que se empezó a consumir, tuvo gran importancia en la dieta de la población, ya que era una manera de almacenar un producto lácteo que tuviera una gran duración y gran aporte calórico muy necesario en esas épocas. Era también un alimento perfecto para largos viajes, ya que era fácil de llevar y tiene alto contenido en proteínas, grasas y otros nutrientes.

Con las colonizaciones y las rutas comerciales, la tradición quesera traspasó fronteras, de ahí la inmensa variedad de quesos a lo largo del mundo, dando cada región su propio toque.

Cuando realmente empiezan a aparecer escritos haciendo referencia al queso es en la edad media, cuando los clérigos empezaron a crear diferentes tipos de quesos ya que en las épocas de ayuno en las que no estaba permitido comer carne, el queso les aportaba los nutrientes necesarios.

En 1864 se descubrió el proceso de pasteurización gracias Louis Pasteur, anteriormente todos los quesos se producían con leche cruda. A partir de este momento, muchos quesos se fabricaron con leche pasteurizada que eliminaba muchos de los organismos que podía producir enfermedades (Salmonelosis, Brucelosis, diarreas hasta insuficiencia renal entre otras),  además de ayudar a la obtención de un producto homogéneo.

Louis Pasteur

Si quieres tener más información del proceso de Pasteurización en le siguiente Link lo explican muy bien: Pasteurización.

Tipos de quesos

Se pueden clasificar de la siguiente manera:

  • Según el origen de la leche:
    • Leche de vaca: la más usada.
    • Leche de cabra
    • Leche de oveja
    • Leche de búfala
    • Mezcla de leches
  • Según el proceso de maduración:
    • Frescos
    • Madurados
  • Según la textura de la pasta
    • Dura
    • Semi-Dura
    • Blanda
    • Semi-Blanda
    • Muy Blanda
  • Según la textura interior:
    • Compacto “sin ojos”
    • Con ojos redondeados
    • Granulares “con ojos de formas irregulares
  • Según la corteza:
    • Sin corteza
    • Con corteza seca
    • Con corteza enmohecida
    • Con corteza artificial
  • Según el contenido en grasa:
    • Doble graso: con un mínimo del 60% en grasa.
    • Extra-graso: con al menos el 45%.
    • Graso es el que contiene un 40%.
    • Semigraso: contienen un mínimo del 20% de grasa.
    • Magro: con valores grasos inferiores al 20%.

Etimología:

La palabra queso procede del latín caseus (de origen desconocido, quizás relacionada con la raíz indoeuropea *kṷath2, ‘hervir, burbujear’),2​ luego, entre los legionarios se hizo famoso el término formaticum (que significa moldeado), y la frase caseusformatus llegó a significar queso moldeado. Así tenemos que al queso, en francés se le diga fromage, en italiano formaggio o en catalán formatge, e incluso en castellano formaje, aunque hoy en día es una palabra en desuso.

Wikipedia:link: https://es.wikipedia.org/wiki/Queso